4 Consejos Para Hablar De Sexo Con Tus Hijos

551
Padres con la interrogante sobre cómo hablar de sexualidad con tus hijos.

No es lo mismo tener que explicar un organismo a un orgasmo.

¿Qué es lo que pasa cuando un niño se vuelve adulto? Los pensamientos cambian radicalmente. Te acuerdas cuando veíamos al género opuesto con un desprecio absoluto. Los niños se burlaban de nuestras muñecas y nosotras no soportábamos que ellos destruyeran todo por diversión.

Niño y niña enseñando la lengua.
CREDITO: PERIODISTA DIGITAL

Comprendíamos muy poco de nuestro cuerpo y teníamos muchas dudas respecto a los cambios que surgían con el tiempo. Es por esto que es muy importante saber cómo hablar de sexualidad con los hijos. No solo les enseñarás a formar relaciones sanas, también los ayudarás a sentirse seguros con su cuerpo.

Aunque todos sabemos que no es fácil hablar de “la palabra prohibida” con tus niños.

La Educación Sexual

Padres hablando de educación sexual con su hija.
CREDITO: YO CREO

Una de las definiciones que más me gusta de la sexualidad es la que tiene que ver con la forma en que cada persona se expresa, comunica y recibe placer con los cinco sentidos de su cuerpo. Considera que cada ser siente la sexualidad de manera distinta. Empezar enseñándoles esta definición a tus hijos puede ser algo complejo. Por ello te daré un par de consejos.

No Empieces De Cero

Comienza por definir: ¿Qué es lo que YA sabe? Pregúntale sobre algunos términos, como: “sexo”, “orgasmo”, “virginidad” o “placer”. Averigua si ya está consciente de lo que significan.

De otro modo, te sugiero que le regales libros. Si un niño lee por sí mismo sobre cada tema, será más fácil que te pregunte lo que NO entendió.

A mi sobrinito le pasó algo así, cuando creyó que un “orgasmo” era un “organismo” y vaya que eso fue complicado de explicar. ¡Ni yo misma me lo puedo explicar a veces!

Una niña haciendo cara de asco y confusión.
CREDITO: GIPHY

El punto es que también dentro de la educación sexual existe un vocabulario. Si son muy pequeños, puedes empezar con explicaciones simples. Tal vez se sorprendan al principio, pero es mejor que tú lo expliques, a que ellos tengan una extraña teoría sobre lo que cada palabra significa.

No Lo Dejes Para Después

Muchos comenten el error de evitar el tema y dejarlo para “cuando ya esté más grandecito”. Pero la curiosidad empieza desde muy pequeños, y la información hoy en día está ¡por doquier!

Además, considera que la mayoría de los niños tienen acceso a internet desde los 6 años. Tan solo en México, durante el 2015, el 53% de la población infantil (de 6 a 11 años) declaró realizar alguna actividad en la red.

Por otro lado, sabrás que el internet no es muy selectivo que digamos. Por lo tanto, no podrás proteger a tu pequeño de contenido para adultos. Es por esto, que hablar con ellos, aún desde los 6 años, los ayudará a comprender los estímulos que lleguen a reciben en internet.

Quita Los Miedos

Mamá hablando con su hijo.
CREDITO: LOS QUE NO

Otro de los problemas más grandes que persisten en Latinoamérica, es que nos da pena expresarnos.

Una madre teme decirle a sus hijas sobre los temores que existen acerca de violaciones y otras cuestiones de este tipo.

En especial en México, en donde parecería que como mujeres tenemos que bajar la mirada para poder decir “pene” o “vagina”, sin que todo el mundo se ría de nosotros. Es más fácil mentarle la madre a alguien o exclamar mil groserías, que hablar de sexualidad.

Pero esto es nocivo para la educación sexual de nuestros niños. El mejor consejo que te puedo dar para saber cómo hablar de sexualidad con tus hijos es: “No se apene”.

Di las cosas como son. Enséñales a tus hijas cuáles son sus partes sexuales, cuáles son los nombres correctos (nada de “pipi” y “pepa” o “colita”).

También enséñales qué significa penetración y por qué ello deriva, a veces, en un embarazo no deseado.

A post shared by Verónica Díaz (@nikadirectll) on

¿Sabías que en México una de cada cuatro mujeres embarazadas tiene menos de 18 años? Esto genera efectos negativos, no solo en su salud, también en su desarrollo emocional y económico.

Así que, tener pena de hablarles a las niñas y adolescentes sobre su educación sexual, puede ser algo ¡fatal!

Si de plano te da muchísima vergüenza, puedes pedirle a una amiga que lo haga por ti. O a alguna maestra que conozcas, para que ella pueda explicarle ampliamente el tema.

Pon El Ejemplo

Niño y niña sonriendo en la playa.
CREDITO: GUÍA INFANTIL

Otro factor que influye, es la manera en que tratamos un tema en casa. Si por ejemplo, a tu hijo no se le permite llorar “porque tiene que ser muy machin”, entonces él tampoco expresará otros sentimientos o pensamientos sexuales por miedo a ser reprimido.

También, si quiere jugar con alguna muñeca y no se lo permiten, considerará que eso de tener bebés es de niñas únicamente. O si ve a su papá gritarle a su mamá, considerará hacer lo mismo con otra niña.

Esto también es parte de la educación sexual, pues es explicar el rol de género, la función de cada uno y la comunicación entre ambos.

Puedes poner el ejemplo. Enséñale que un niño debe ser amable con las niñas, que puede ser también femenino y explorar sus emociones. Que el placer y la responsabilidad pueden ser de ambos géneros.

Lo más importante de saber cómo hablar de sexualidad con tus hijos es que así podrán hacerse responsables de su cuerpo, ser libres y tomar decisiones adecuadas.

El secreto que toda madre busca se encuentra aquí. Aprende varios tips para que los niños ayuden en casa: 5 Maneras De Hacer Que Tus Niños Te Ayuden Con Los Quehaceres

Comentarios