El Curioso Origen De Las Serenatas En México

866
Mariachis tocando en boda.

Esta tradición latina es la más romántica de todas. ¿Conoces su historia?

Pintura "Poquito A Poquito" por Jesús Helguera.
CREDITO: TUTT ART PITTURA SCULTURA POESIA MUSICA

Para los mexicanos, una de las costumbres más románticas para enamorar a la pareja es la serenata. ¿Pero sabes cuál es el origen de la música de mariachi para serenata?

Costumbre De Ricos

Detalle de "El Placer De Bailar" por Luigi Cavaliery.
CREDITO: PINTEREST / SABINA HATIBOVIC

Aunque ya se hacían piezas musicales especiales para amenizar fiestas y veladas nocturnas en el mundo, la mayoría de estas marcan su nacimiento en la Europa del siglo XVIII. Los aristócratas pedían composiciones a Mozart o a Beethoven para las veladas. Con la singularidad de que tenían que ser tonadas limpias y serenas, de ahí que se llamaran serenatas.

A post shared by Salvatore (Salvo) (@salvobar67) on

En Latinoamérica, tanto en las colonias como en los virreinatos, se acostumbraba realizar concursos de estas piezas durante el atardecer, pero al aire libre. Luego se les agregaron letras, que hablaban de penas y de amor. Por lo tanto fue en América donde la serenata adquirió su carácter romántico al pie del balcón.

¿De Donde Llegó El Mariachi?

Miguel de la película "Road To El Dorado" tocando la mandolina.
CREDITO: TENOR

De la serenata Italiana, que tiene su origen en los cantos populares que se hacían en las calles, usaban mandolina. Siguiendo las viejas costumbres del trovador medieval.

Por otro lado, de España, en donde la mandolina se cambió por la rondalla y la tuna, la cual llegó a México. Cabe mencionar que en la actualidad continua la vieja costumbre de la estudiantina, que toca este tipo de música con estos instrumentos.

Durante el siglo XX, estos grupos de cuerdas se hicieron populares en México y se les conocía con el nombre de fandangos o mariachis. Eran tan famosos entre la gente que incluso los dignatarios como Porfirio Díaz eran recibidos con grandes grupos de mariachis.

El mariachi original se compone de vihuela (antiguo instrumento), guitarra, arpa, violines y tambor. Sin embargo, en México, en 1941, Emilio Azcárraga, dueño de la radiodifusora XEW (y más tarde de Televisa), insistió en meter un nuevo sonido, ¡la trompeta! Así fue como nació el mariachi que conocemos hoy en día (o al menos eso es lo que dice la versión popular).

Nacho toca la trompeta de aire.
CREDITO: GIPHY / IMGUR

El hecho de incluir trompeta cambió por completo todo el sonido y las interpretaciones de la serenata, apropiándosela a los mexicanos.

La Segunda Guerra Mundial Y El Apagón

Mariachis tocando en la oscuridad
CREDITO: XGUSTO

En la vida nocturna de los 40’s, los mariachis se presentaban dentro de clubes y centros nocturnos tocando desde un balcón al público. Cuando México declaró la guerra, las luces de las principales ciudades se apagaban por completo con el fin de que los aviones japoneses no llegaran a atacar; a esto se le llamaban “el apagón”.

Sin embargo, como buenos mexicanos, sacamos la fiesta a las calles, sin importar aquello de “el apagón”.

Así que las manifestaciones públicas del maricahi fueron, en sus inicios, para conquistar a las muchachas. La banda musical se situaba al pie del balcón de las casas para despertarlas con canciones románticas.

Este fenómeno se volvió aún más popular cuando se reprodujo en las películas mexicanas, bajo las voces de Agustín Lara, Luis Aguilar o Pedro Infante. Y se volvía aún más romántico el asunto cuando el caballero protector llegaba al balcón montado en caballo con su traje de charro.

A post shared by Sara Esquivel (@sttephysara) on

La Mejor Música De Mariachi Para Serenata

Si piensas llevarle una serenata a tu amada saca tu libretita y anota lo siguiente.

Bob Esponja batalla para escribir en su diario.
CREDITO: TENOR

Para que la serenata pudiera ser efectiva, los compositores hacían canciones que comenzaran de lo más bajito a lo más bello, de manera que la pareja pudiera despertar poco a poco.

Lo natural era primero encender la luz del cuarto, haciendole saber al enamorado que se escuchaba la canción, y antes de terminar la pieza musical, salir al balcón.

Pintura "Las Mañanitas" por Jesús Helguera.
CREDITO: TUTT ART PITTURA SCULTURA POESIA MUSICA

Estas canciones todavía se usan. Estamos hablando de melodías como “100 años” (Y sin embargo sigues, unida a mi existencia, y si vivo 100 años, 100 años pienso en ti); “Bésame mucho” (Bésame como si fuera la última vez); “Si nos dejan” (Si nos dejan, nos vamos a querer toda la vida); “Luz de Luna” (Pues desde que te fuiste, no he tenido luz de luna); “Cielo Rojo” (No he podido olvidarte, desde la noche en que te perdí); “Sabes una cosa” (no encuentro las palabras, ni verso rima o prosa, quizás con una rosa, te lo pueda decir); y por supuesto “Serenata Huasteca” (Canto al pie de tu ventana, pa’ que sepas que te quiero).

Por supuesto que para llevar serenata, uno mismo tiene que cantar la canción por lo que hay que aprenderse la letra. Pues un error podría terminar con la relación.

Elizabeth Taylor no quiere tu compañía.
CREDITO: GIPHY / WARNER ARCHIVE

Entre tantos instrumentos se vale llevar “acordeón”. ¡Y por favor! Hay que conocer los gustos musicales de la pareja. Pues no falta quien comete el error de cantarle la canción que más odia o la que le dedicó el ex.

Amor Del Bueno


Contratar un mariachi para serenata puede ser muy costoso, por todos los miembros que debe incluir. Generalmente la serenata se usa para pedir un perdón profundo, se dedica a un amor verdadero o una declaración de amo oculta.

El precio también puede variar, hasta por el tipo de vestimenta del mariachi. Hay unos que están vestidos de gala con un sinfín de detalles bordados en sus trajes. La verdad vale mucho la pena invertir en la calidad de estos personajes.

Antes de llevar una serenata, hay que tomar en cuenta cuántas canciones se cantarán y quien pone el trasporte. Generalmente los mariachis cuentan con vagonetas propias, pero sino, habrá que pagar el taxi o, a veces, hasta la gasolina.

Teresa odia a la pobreza.
CREDITO: TWITTER / POBREZAMALDITA

Por eso hay quienes prefieren tocar la guitarra, aventarse un karaoke con una grabadora o invitar al amigo que sabe melódica. Habrá que poner mucho sentimiento o esforzarse para que logre llegar al corazón de nuestro amor.

Pero eso sí, no se debe perder la sorpresa. Debe de ser algo súbito para que valga la pena, que la canción suene en medio del silencio y que sea inesperada. Es común que se lleve en cumpleaños o aniversarios, pero si la fecha es inesperada, puede tener mejor éxito porque es un verdadero detalle.

Así que ya lo sabes. La música de mariachi para serenata es una tradición muy mexicana, pero cantar al pie de balcón con guitarra también se vale. Todo depende de que la letra de las canciones realmente proyecte los verdaderos sentimientos y no sea una simple farsa o un numerito para “ver si cae”.

Hazlo con el corazón en la mano, porque si no puede llegar otra bonita tradición mexicana: el “ahí va el agua” o “el macetazo en la cabeza”.

Las Canciones Más Difíciles y Divertidas Para Karaoke: Hasta Vicente Fernández tendría dificultad cantando estas canciones.

Comentarios