Rondas Infantiles: Las Has Cantado, Pero ¿De Dónde Salieron?

4190
Niños jugando a las rondas infantiles tradicionales.

Si no cantaste una y otra vez estas tradicionales rolitas, no tuviste infancia.

Seguramente todos recordamos haber jugado de niños a formar una ronda y cantar o jugar ciertas canciones infantiles. De esas que cantábamos de memoria hasta cuando estábamos dormidos. Pero, ¿alguna vez te has preguntado sobre el origen de las rondas infantiles?

Las rondas infantiles tradicionales en México son un pedacito de historia compartida a lo largo de varias generaciones. Es por esto que son un factor valioso de nuestra cultura mexicana. ¡Te sorprenderás con sus historias!

El Origen De Las Rondas Infantiles

La Víbora De La Mar

Niñas jugando a la Víbora de la Mar, una de las rondas infantiles tradicionales.
CREDITO: REVOLUCION3.0

Una boda sin esta pegajosa canción, no es boda.

La Víbora de la Mar nació como parte de un juego en la antigua Grecia. Los niños imitaban ser una especie de caseta de cobro, lo que ahora es el puente que se hace entre dos niños. Otro grupo de niños formaba una hilera fingiendo ser mulas.

Cuando el juego se exportó a Roma y de ahí a España, se le cambió la recua de mulas por unos caracoles comestibles, típicos de la península, a los que llamaban bígaros.

Bígaros, bígaros de la mar, ¿quién por aquí podrá pasar?,
Por aquí yo pasaré y un infante dejaré,
Ese infante ¿quién será?; un borriquín que atrás quedará

Después de la conquista y en las casas novohispanas de México donde los niños de distintas castas se juntaban a jugar, a muchos mestizos no les cabía la idea de lo que era un bígaro. Así fue como se cambió por la Víbora de la Mar.

Siendo adultos, muchos adoptaron el juego infantil para las bodas en donde los novios funcionan como la antigua caseta y si la hilera de personas logra separarlos, quiere decir que la pareja no durará mucho tiempo.

Happening right now! #lavivoradelamar

A post shared by Alvin Caampued (@djalvinc) on

Los Maderos De San Juan

Aserrín, aserran… Los Maderos de San Juan es una de las rondas infantiles que me causaban mucha gracia cuando era niña. En especial cuando menciona: “Piden queso, les dan un hueso que se les atora en el pescuezo”.

Mia muñeca Rica las amo tanto #gaby #losmaderosdesanjuan #hermanassobrinas #amoreterno

A post shared by Karem (@kliway) on

Cuando Europa se volvió cristiana, la gente solía peregrinar a Roma. Ese viaje se llamaba “romería” y en el camino la gente pedía pan, queso o vino.

Sin embargo, la mayoría aún conservaba costumbres paganas ligadas a la noche de San Juan en donde se prendían fogatas en auxilio al sol y al solsticio. Las primeras canciones decían:

Los romeros de San Juan
Unos vienen otros van
Los que vienen piden vino
Los que van piden pan

Se cree que en aquellos tiempos la gente aún acostumbraba a practicar un juego de adivinación llamado “Rocotín rocotán”, igualmente ligado a la noche de San Juan.

Como consecuencia, para cristianizar la frase de connotaciones mágicas, se cambió por “aserrín aserran” y a los romeros les llamaron “Los Maderos de San Juan”. ¿Quién diría que esta ronda infantil, tendría un tono pagano para adivinar la suerte?

Historieta de la ronda infantíl Los Maderos de San Juan.
CREDITO: TU SPACE / FABIAN ZALAZAR

Doña Blanca

Doña Blanca de Borbón fue una noble francesa que contrajo matrimonio en 1353 con el rey Pedro de Castilla. De acuerdo con la historia, después del matrimonio, Pedro se rehusó a ver a Blanca de nuevo, pero nadie supo por qué. Después de enterarse que los padres no podrían pagar su dote, el rey Pedro no solo la evitó, sino que la encarceló en el castillo de Sidueña en España. Entonces comenzó la leyenda.

Al enterarse del encarcelamiento de la mujer, comenzaron a circular montones de romances, leyendas y canciones populares sobre la reina, incluyendo una que aseguraba que un campesino le llevaba pan a escondidas. De ahí nació la canción:

Doña Blanca está cubierta
De pilares de oro y plata
Romperemos un pilar
Para ver a Doña Blanca

Cuando el rey Pedro supo lo popular que se convertía su historia y las presiones de distintos nobles para liberar a la reina, Pedro ordenó su muerte.

Así fue como la reina fue envenenada dentro de la fortaleza que hoy se conoce como El Castillo de Doña Blanca. ¡Qué bonita familia!

Mambrú Se Fue A La Guerra

Ahora nos centramos en la Francia de 1709, llena de pelucas empolvadas y ricos excéntricos. Aquel año se peleaba la batalla de Malplaquet entre ingleses y franceses. El principal comandante era John Churchill el Duque inglés de Marlborough.

Un rumor había dicho que el duque había muerto en batalla y los soldados franceses comenzaron a burlarse de él cantando:

Marlborough s’en va-t-en guerre
Mironton, Miroton Mirontaine, ne sais quand reviendra.

Pero el duque no estaba muerto, y no solo eso, sino que en la batalla que libró, derrotó a los franceses.

Eso no evitó que la canción llegara hasta las nodrizas de Luis XVI y de ahí a España durante el control Bobón. Pero como nadie en España podía pronunciar Marlborough, mejor dijeron: “Mambrú se ha muerto en guerra, lo llevan a enterrar…”

Animación de Mambrú cuando es llevado a enterrar.
CREDITO: YOUTUBE / CANCIONES INFANTILES EL SAPO PEPE Y OTRAS

Las rondas infantiles tradicionales aún son juegos populares para los niños y, pese a la digitalización, se siguen reproduciendo sus coplas. Aunque no todos sabemos de dónde vienen sus pegajosas letras, es genial saber que un cachito de nuestra historia milenaria se siga reproduciendo entre las nuevas generaciones.

https://www.instagram.com/p/BJfu-pcAYdf/

Así que te invito a salir a jugar este día del niño y a descubrir los secretos que encierran las rondas infantiles. Y si no eres niño, bien podrías enseñarlas a los pequeños de la familia.

Enséñale a tus hijos los lugares más lindos de México con este original y divertido juego de mesa: Monopoly Mexicano: El Juego De Mesa Más Cultural y Original

El Que Lee Mucho, Pues... Sabe Mucho

Suscríbete para recibir lo mejor de la semana.
ENVIAR

Comentarios