Todo lo malo que te dijeron acerca de ser egoísta no era cierto. ¡El egoísmo es el mejor valor!

“Comparte, no seas egoísta”. Esta frase es como mencionar al coco. “En este mundo hay tanto egoísmo que por eso no progresamos”… “todos somos caperucitas en un mundo de lobos hambrientos y egoístas”.

Perro en la mesa pidiendo comida y mirando un plato con comida para humanos.
CREDITO: SHE KNOWS

A veces la vida parece ser una fábula. En la que todos somos un personaje adquiriendo una lección. Pero, ¿qué animal serías? ¿La liebre o la tortuga?, y si te dijera que lo importante no es llegar primero, si no ser uno mismo. Quizás las historias que nos han contado tienen un significado diferente. 

#storytime #hagenarnette #torstenfox

A post shared by Katie Sundstrom (@holistic_homemaker) on

¿No me crees? Deja te cuento unas fábulas que te harán cambiar de opinión, pronto verás que el egoísmo sano nos hace mejores personas. Que ver por ti mismo es también ver a los demás y que no importa qué tipo de personaje seas, porque siempre podrás ofrecer algo a los demás.

Fabulas Para Seres Egoístas

La Rana Que Comparte

Hay una palabra muy hermosa japonesa “Zaou”, que significa “el arte de sentarse a pescar”. Tal vez te suena familiar: uno siempre tiene dos opciones, enseñar a pescar o regalar el pez.

Ahora, imaginemos una rana, que tenía 10 moscas. Se encontró en el camino con otras 11 ranas, hambrientas. Su mamá rana le había enseñado que el egoísmo era malo. Así que se sintió mal la ranita y decidió darlo todo. Dando una mosca a cada rana que la acompañaba. Pero una se quedó enojada.

Luego fue a buscar más comida. Eventualmente, la rana se cansó de buscar y regalar moscas. Se sentía cada vez más hambrienta. Así que optó por mejor buscar otra rana, que le diera de comer, pero ella ya le había dado todo a otras ranas. El ciclo se repite. Todas con hambre, buscando moscas para las demás y frustrada.

#faceoff#sharingfroggy

A post shared by BARNEY (@barney_cb) on

Moraleja: Hay que aprender a decir que no para lograr un egoísmo sano. Es mejor ser primero autosuficiente para después no ser un problema con los demás. Si tú estás bien y eres feliz, verás que será más fácil encontrar comida y todas las cosas que necesites para ayudar a otros. Esto es parte del egoísmo sano.

El Burro Siempre Será Burro

Un burro se acercó a una paloma en el camino. Le dijo, “estoy harto de cargar tanto”.

Feeling a bit like this today #studystudystudy #studygrind #enough #fedup #revision #tireddonkey #tongueout

A post shared by Nicky P (@nickycpoulter) on

La paloma le contestó, “tú tienes patitas, ¿por qué no corres a lo lejos mejor? ¿Y te alejas de los que te hacen cargar?

#fly #freedom #peace #peaceonearth #sunlight #clouds #sea #wings #spreadwings #bird #light #white #dove

A post shared by Ebru çakmak (@ckmkone) on

El burro miró al ave y pensó que si tuviera alas tan bellas como ella, sería más fácil volar, dejarlo, sería mucho más fácil la vida. Pero, vio sus pezuñas y dijo “no, lo mío es ser burro”.

Laughing Donkey

A post shared by angcam (@angcam) on

Moraleja: Si consideras que tu vida no puede cambiar es porque no estás viendo el potencial que hay en ti. Tómate unos días para apreciarte y ver hasta dónde podrías volar, aunque no seas un pájaro. ¡Somos seres humanos con la capacidad de llegar hasta donde no lo propongamos!

El Principito & El Egoísmo

Para los que se saben de memoria el libro de “El Principito” de Antoine de Saint Exupery, hay una lección que es muy linda además del de conservar nuestros principios infantiles.

https://www.instagram.com/p/BOD2Pyhhu3g/

Un niño quería ser pintor, y dibujó un elefante comiéndose una serpiente.

Imagen de un elefante adentro de una serpiente.

Boa Constrictor, del libro el Principito por Antoine Saint-Exupéry, comiéndose a un elefante.
CREDITO: REBBLOGY

Fue a mostrarla a su familia. Pero todos decían “eso es un sombrero”. Él se desanimó al recibir malos comentarios. Pensó “si ellos creen que soy malo pintando, seguro lo soy, seguro nunca podré dedicarme a esto”. Su carrera de pintor terminó justo ahí.

Niño llorando con corona dorada y fondo blanco.
CREDITO: PARENTING

Años después, perdido en el desierto, se dio cuenta que su gran sueño pudo haberse hecho realidad, pero en vez decidió hacerle caso a sus seres queridos.

Moraleja: Nuestra existencia a veces está basada en opiniones ajenas. Aquí es donde más nos cuesta trabajo practicar el egoísmo sano. Pero lo importante es saber de qué estamos hechos y hacia dónde vamos. Aunque esto signifique contradecir a los demás. Si no, nunca podremos encontrar y explotar todo nuestro potencial.

https://www.instagram.com/p/BOIQv8eAoeY/

¿Qué pasaría si a partir de mañana nos atrevemos a ser más egoístas? ¿Seguiríamos nuestros sueños y nuestro camino?

Como diría Yoda, “Hay que aprender a olvidar lo que hemos aprendido”.

https://www.instagram.com/p/aLbhH8i3YU/

Esto también incluye olvidar todas esas lecciones que nos hacen sentir culpables cuando pensamos en nosotros mismos. Hay que analizar a nuestro pequeño “yo” interno para saber qué nos gusta, qué necesitamos y qué queremos. Al final, los demás nos lo agradecerán después, cuando logremos ser fuertes y libres, y por lo tanto, tendremos mucho más que ofrecer.

A diferencia de otras cárceles, estas han logrado grandes resultados haciendo lo que menos esperabas: 5 Características Controversiales De Las Mejores Prisiones

Comentarios