Datos Curiosos De Los Típicos Estereotipos Mexicanos

687
Personajes de Super Mario con sombreros típicos regionales mexicanos.

Costeño, chilango, norteño o mocho… Tú, ¿qué tipo de mexicano eres?

Para los extranjeros, el mexicano es un macho vestido de mariachi que canta, bebe y echa la flojera. Mientras que la mujer es “callada, tímida e inocente tiene la mirada” (como dice ese cumbión de Los Ángeles Azules). Sin embargo, todo aquel que viva en México debe saber que hay diferentes tipos de mexicanos. Estos estereotipos nosotros mismos nos los hemos ganado ¡a pulso!

Estereotipos Mexicanos Más Comunes

Costeño Pelado, ¡A Mucha Honra Wey!

Sombreros sobre Playa Chachalacas, Veracruz, Mexico.
CREDITO: TRIPADVISOR

En todas las costas del país y principalmente en la de Veracruz, el estereotipo se centra en la forma de hablar. Pues ésta se conforma por toda una enciclopedia de groserías que adornan las calles con tan florido lenguaje (¿tendrá algo que ver el hecho de estar junto al “Golfo” de México?). Los costeños se caracterizan por decir las cosas muy directas, sin pelos en la lengua, ¡al chile!

Y figúrate que estos tipos de mexicanos lo abanderan los veracruzanos con orgullo. Tanto que existe la Academia Alvaradeña de la Lengua. En esta Academia han estado personajes como Camilo José Cela, Salvador Novo y Armando Jiménez. Fue formada por escritores e intelectuales que usan “malas palabras” y otras hablas populares en sus textos.

Pero, ¿por qué Alvaradeña? Pues porque Ciudad Alvarado, en Veracruz, es la ciudad más pelada de México. Un sitio en el que incluso se hacen concursos de groserias, malas palabras y maldiciones.

Patricio Estrella frente a un grosero.
CREDITO: TENOR

Lo cierto es que hay de groserías a groserías. Decir malas palabras en México es culturalmente aceptable. Robar millones del erario, como hizo el priista veracruzano Javier Duarte, eso si es una reverenda mentada.

Poblanos Mochos (¿Solo Los Poblanos?)

Mujer persignándose.
CREDITO: TENOR

Otro de los estereotipos mexicanos comunes es el de “mocho” o “golpes de pecho”. Este término se usa para referirse a las ideologías más cerradas y extremas de la ultraderecha católica. Son esas personas que siguen al pie de la letra el “Manual de Carreño”, esa guía de texto que da las instrucciones para comoportarte de forma correcta en la sociedad, para no atentar contra la muy noble y buena moral.

Generalmente se considera a Puebla como la capital mocha por excelencia, debido a que en el virreinato, a diferencia de otras ciudades del país, Puebla era única y exclusivamente para españoles.

Así fue como ahí se forjó la mentalidad más conservadora del país. Por ello se le considera la “ciudad de los ángeles”. Hasta su plaza comercial más famosa se llama “Angelopolis”, hazme el mentado favor. ¿Pero los poblanos son los más mochos? ¡Claro que no! Hay ciudades que hoy en día les hacen competencia kilométricamente.

Para muestra de ello vale la pena conocer Toluca, en donde las casas aún mantienen ideologías de los 40’s. Pues los jóvenes no hablan, el hombre come primero y todos obedecen al cura.

Blanca Nieves asustada.
CREDITO: FREEFORM.GO

O que tal una mirada a Guadalajara, lugar que vio nacer al Yunque, grupo neonazi creado en México después de la Segunda Guerra Mundial.

Y por supuesto Aguascalientes, un sitio donde la vida se detiene para ir a misa y las farmacias aún se niegan a vender píldoras anticonceptivas.

Blanca Nieves corre al bosque.
CREDITO: GFYCAT

Comparados con otros estados, Puebla vive en el libertinaje. ¡Ave María Purísima!

Norteños Avaros, ¡Y Arriba El Norte! (Y Si No, Vean Un Mapa)

Durante el siglo XIX, los regios arrieros solían sujetar las bolsitas de dinero en los codos para que no sonaran las monedas frente a los bandoleros y bandidos de la zona. De ahí que a los amarrados, a los marros y a los avaros, se les diga codos.

Pensar que los norteños son avaros, es uno de los estereotipos mexicanos más conocidos del país y, sin embargo, uno de los más falsos.

Mujer va de compras.
CREDITO: TENOR / HOHHOT

Los regios o norteños son igual de codos que los yucatecos y los chilangos, es decir… lo normal. Ni más, ni menos. Sin embargo, muchos se empeñan en decir que ellos son de lo peor. Aunque una teoría dice que el resto del país ve a los norteños de este modo por su cercanía con USA. Y la envidia invisible de que se creen gringos y no paisanos.

Y es que históricamente, mientras Benito Juárez huía de la Guerra de Reforma escondiéndose por todo el país, en algún momento llegó a Monterrey en donde se reunió con un grupo de amigos liberales. Ahí Don Beni pidió una coperacha para seguir su camino a Nueva Orleans.

Pero según la leyenda, sus amigos se negaron. Pues el país parecía mejor administrado con Maximiliano que con Juárez. Y después de que los liberales ganaron la Guerra de Reforma y Juárez regresó de sus vacaciones forzadas, ¡PUM!… Se regó el chisme de que los norteños son codos (Regio codo, mexicano chismoso).

Belleza Tapatía, Los Altos (y Hermosos) De Jalisco

La herencia genética europea que domina en Guadalajara ha logrado que ahí se encuentre el máximo estereotipo mexicano de la belleza. En Guadalajara abunda la gente de buen ver (o al menos lo que a México le dijeron que era bello).

Cuando algo es tan bonito que te hace llorar.
CREDITO: GIPHY / SELF.COM

Tanto para hombres como mujeres, el estereotipo del tapatío hermoso es el motivo para que muchos mexicanos corran a buscar suerte en el amor en este estado. Y es que no solo es un rumor, Jalisco ha sido el estado que más veces se ha llevado la corona de “Nuestra Belleza” y ha logrado exportar a las modelos latinas más bellas del Top Model.

Mujeres altas, de piel bronceada, curvas despampanantes y cabello lacio completamente negro. Hombres altos, pelo en pecho y bigote tupido, macizos, fornidos y viriles. Un estereotipo con el que el mismo Calamardo hermoso jamás podría competir.

¡Haz Patria! Mata A Un Chilango

Y finalmente, uno de los estereotipos mexicanos por excelencia: aquel que vive en la Ciudad de México y que es odiado en el resto de la república, por este simple hecho. Aunque no todo es tan fácil para nosotros los privilegiados, pues hoy en día los chilangos somos víctimas de la cultura centralista del nopal.

Los restaurantes más elegantes, las grandes obras de teatro, los conjuntos habitacionales más cotizados… Todo se encuentra en la CDMX.

Ciudad de los muertos en la pelicula Coco.
CREDITO: AMINOAPPS

Hasta hace algunos años, POR LEY (literal), los estrenos tenían que llegar primero a la CDMX. De ahí que la mayoría de sus habitantes consideren que más allá de este lugar, todo es provincia.

Monumentos en Ciudad de México.
CREDITO: GIPHY

Ah, pero un gran poder conlleva un gran mal. Y es que el chilango también es considerado el naco, el kitch de mal gusto, el reggaetonero, el tepiteño, el de acento cantadito, el fanático de la Virgencita de Guadalupe y de San Juditas. Y aunque en realidad al resto de la república le da igual lo que pase en la ciudad, los habitantes del desaparecido Distrito Federa se tatúan en el alma la americanista frase de: “Ódiame Más”.

Logotipo del Club America estilizado en brillantina.
CREDITO: GIPHY / BLINGEE.COM

Así que ya lo sabes, en la batalla de méxicanos contra mexicanos, a ver quién es más mocho o naco, más bello o pelado, los estereotipos están a la orden del día. Pero al final, un mexicano siempre se distinguirá del resto del mundo. Por ser el ser más bello y buena onda de esta tierra (según nuestras queridas mamacitas).

Tu personalidad es directamente proporcional al taco que te comes: Haz clic aquí para leer: ¿Qué Tipo De Taco Eres?

El Que Lee Mucho, Pues... Sabe Mucho

Suscríbete para recibir lo mejor de la semana.
ENVIAR

Comentarios