Ningún mexicano puede resistir la tentación de un pan calientito con cafecito.

Como todos sabemos, a los mexicanos nos encanta el pan. Es tal vez de las delicias más simples y satisfactorias que existen en nuestra gastronomía. Y más cuando se tratan de combinaciones con nueces, pasitas y leche.

La próxima vez que te sobren pedazos de pan duro entre semana, no los eches a la basura. Mejor guárdalos para hacer ésta deliciosa y facilísima receta de Budín de pan duro.

Budín de pan recién horneado.
CREDITO: MIL RECETAS

Tiempo De Preparación: 60 Minutos

Te Sirve Para: 8 Platos Pequeños

Taza con budín de pan.
CREDITO: MEJOR CON SALUD

Ingredientes

  • 7 piezas de pan duro
  • 1 litro de leche
  • 1/2 taza de azúcar
  • 5 huevos
  • 1 cucharada de vainilla
  • 1/4 taza de pasas
  • 1/4 taza de nuez
  • 1 barrita de mantequilla derretida

Preparación Para El Budín De Pan Duro

  1. Corta el pan en pedazos medianos de 4×4 cm (1.5×1.5 in) aproximadamente y agrega la leche. Déjalo remojar en un plato hondo por diez minutos.
  2. ¿Ves que fácil? Cuela el pan para quitarle el exceso de leche, si es que tiene. Luego agrega el azúcar, huevo, vainilla, pasas, nuez y la mantequilla derretida.
  3. Cada vez me gusta más esta receta porque está facilísima. Sobre todo, para los que no somos expertos en postres. Bueno, continuo con la receta de budín de pan. Ya que hayas agregado todos los ingredientes, mézclalos bien. Luego vacía el contenido en un molde para pastel de 28 cm (11 in) de diámetro, aproximadamente.
  4. Ahora viene lo más fácil para este delicioso budín de pan duro. Ponlo a hornear sin taparlo durante 45 minutos a una temperatura de 190°C (375 °F).
  5. Ya que haya pasado el tiempo, checa si está bien cocido. Para ello sólo debes introducir un palillo al centro del budín. Si el palillo sale limpio, quiere decir que está listo.
  6. Déjalo enfriar y sírvelo como más te apetezca. A mí me encanta el café, pero tú lo puedes combinar, si prefieres, con leche o con un chocolatito calientito.

Esta receta de budín de pan es uno de los postres más baratos en México porque el pan, como todos sabemos, sigue siendo de los únicos alimentos en el mundo que son bastante accesibles para nuestros bolsillos.

Además, utilizamos los pedazos de pan que sobran en la semana, así que puedes gastar en más nueces. También puedes verte generoso y crear ¡varios budines!

Si te gusta el café y el pastel esta combinación te va a encantar: La Gloriosa Mezcla De 2 Ricas Pasiones: El Café y El Pastel

Comentarios