Hay muchísimos tipos de alitas, pero ningunas tan mexicanas como estas.

Hoy en día hay alitas por doquier, de todas las formas y sabores. Pero ninguna se compara con aquellas de mi época. Yo recuerdo que mi abuelo preparaba unas alitas exquisitas en su rancho. Tenían un rico sabor picosito y la carnita era tan sauvecita que no podía parar de comerlas.

Alitas envueltas en tocino y bañadas en salsa de whisky con miel.
CREDITO: BETTY CROCKER

Es por esto, que ahora les daré mi mejor receta de alitas de pollo, tradicionalmente mexicanas. Además, tienen un poco de licor, ¡una sabrosa salsa de whisky con miel!

Alitas fritas de pollo con miel.
CREDITO: I’VE GOT CAKE

Sirve Para: 4 Platos Medianos

Tiempo De Preparación: 45 Minutos

Ingredientes

  • 1 kilo de alitas de pollo
  • Una pizca de especias chinas (pimienta de Szechuan, canela, clavo de olor y semillas de hinojo) al gusto
  • 2 cucharaditas de estragón
  • 1 taza de whisky
  • 1 cucharada de miel
  • 1/2 cebolla
  • Aceite de oliva
  • 6 Jitomates

Preparación De La Salsa De Whisky Con Miel

Midiendo whisky con una cuchara.
CREDITO: THE SAUCE
  1. Antes de iniciar con la receta de alitas de pollo, tienes que tener la salsa de whisky con miel lista. Primero tienes que cortar todos los jitomates en trocitos pequeños. Asegúrate de quitarles todas las semillas. Esto permitirá que no quede tan acidita la salsa.
  2. Luego, coce los jitomates a fuego lento junto con la cebolla finamente partida. Espera a que la cebolla esté un poco doradita.
  3. Aplasta con un aplastador de papa o un tenedor hasta que todo quede bien incorporado. Otra opción para molerlo es usar una licuadora durante unos segunditos.
  4. Ya que esté suavecita la mezcla, agrega el estragón, la miel y una mezcla de especias chinas. Por lo regular, estas especias las venden en un mismo empaque (pimienta de Szechuan, canela, clavo de olor y semillas de hinojo). Pero dependerá de cada marca, la especia predominante. Todas estas especias son dulces y le darán un saborcito súper especial al pellejito de las alitas. Mi truquito es dejar que el estragón, la especia tradicional mexicana, junto con la miel, sean las estrellas del platillo.
  5. Por último, agrega el whisky y deja que se evapore casi completamente. Puedes ponerle un poco más de una taza, todo dependerá de tu gusto. Considera que las especias que pusiste previamente, ya le darán un sabor dulce. Hay algunos whiskys demasiado dulces o afrutados, así que busca uno que diga Blended Scotch en la etiqueta, este tipo de whisky le dará un sabor ahumadito al platillo y no tan intenso o dulce como quizá uno bourbon, al estilo Jack Daniel’s.

Preparación De Las Alitas Fritas

Alitas de pollo doradas en un sarten.
CREDITO: MOMOFUKU FOR 2
  1. Aparte, calienta una cazuela a fuego lento con aceite de oliva virgen. Coloca con cuidado cada alita en el sartén y dóralas a fuego alto, por los dos lados. Si las quieres fritas, considera que las alitas desprenderán una grasita propia, así que no es necesario que agregues demasiado aceite.
  2. Condimenta con un poco de sal y una pizca de estragón. De esta manera la especia será la verdadera estrella del platillo. ¡A mí me encanta ese sabor! Por otro lado, si prefieres el sabor de las especias chinas, puedes optar por ellas en este paso.
  3. Al final solo tienes que agregar la salsa de whisky con miel a las alitas. Procura que estén todas bien cubiertas para que en cada bocado puedas saborear la mezcla de la miel y las especias.

Puedes acompañarlas con vegetales frescos para compensar la grasita de las alitas. Puedes darle a probar a los nietecitos, ¡pero solo poquito! Porque aunque sepan súper dulces y ricas, no dejan de tener poquito licor. Recuerda que todo con medida es mejor.

¡Presta atención! La abuelita te va a enseñar cómo hacerle para que te queden crujientes: Papas Caseras A La BBQ: Perfectas Para Tu Pequeño Antojo

Comentarios