Transforma tu chocolate caliente en una bebida extraordinaria con este licor.

Hace tiempo, mi sobrino (ya mayor de edad) me invitó a probar una botella de RumChata en su cumpleaños y tengo que admitir que desde entonces siempre le pongo un poco de este piquete a mi chocolate, para dormir mejor.

Hablando de días navideños, la temporada de posadas es el momento ideal para preparar esta receta especial. Hoy en día, esta horchata con ron se ha vuelto una famosa bebida en el Caribe. Personalmente, yo le pongo una cucharada a cada taza, pero a veces se me pasa un poquito la mano, en especial en estos días navideños.

The perfect end to my almost-30 birthday #rumchatahotchocolate #birthdaydrinks

A post shared by Roger Regular (@regularpf) on

Por cierto, probablemente no sea buena idea tomarlo antes de ir a misa, pero la verdad es que es difícil resistir una tacita en las mañanas, especialmente si hace frío. Eso sí, los que pueden gozar de la combinación de horchata con ron y chocolate caliente disfrutarán mucho el aroma delicado que desprende esta bebida: una mezcla de otoño e invierno, con canela y vainilla, ¡delicioso!

Así que, voy a aprovechar que mis niños y mis nietos andan dormidos como bebés para contarles que este ¡no es cualquier chocolate!

Tiempo De Preparación: 25 Minutos

Te Sirve Para: 5 Tazas Medianas

Ingredientes

  • 1.5 tazas de chocolate semi-amargo
  • 4 cucharadas de RumChata
  • 4 tazas de leche entera
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de chile ancho

Opcionales:

  • Canela
  • 1/2 vaina de vainilla
  • Malvaviscos
Botella de RumChata para hacer una horchata con ron.
CREDITO: HOWL AT THE MOON

Preparación

  1. Primero hay que elegir un buen chocolatito. De esos que hacen que se te derrita la boca al observarlo. En lo personal, a mí me entra el amor por los ojos, así que me gusta elegir un chocolate que brille y que se derrita en mi mano. Por ejemplo, los chocolates amargos de Ghirardelli, me recuerdan a mi época de jovencita cuando viajé a Suiza y conocí un galán muy atractivo, pero eso no se lo cuenten al abuelo. Son tan ricos que hacen que me transporte a viejas épocas, cuando podía comer todo el dulce que quisiera.
  2. Luego, parte con cuidado el chocolate en trozos delgados y colócalos en una pequeña olla. Calienta la ollita en baño maría dentro de otra cacerola más grande. Esto evitará que el chocolate se queme y ayudará a mantener su rica consistencia.
  3. Comienza a mezclar la leche, el azúcar, la canela y la vainilla en una olla separada. Recuerda que esto tiene que ser a fuego lento para que no se cuaje mucho la leche. A mí me encanta echarle bastante vainilla para que se vea en la leche la linda granulación de la vaina. Bate suavemente. En aproximadamente 15 minutos estará listo para agregar el chocolate.
  4. Cuando agregues el chocolate derretido, incorpora el chile ancho y la pizca de sal. Este secreto lo utilizan los mejores chefs del mundo para lograr que el chocolate se absorba aún mejor cuando pase por la garganta. Casi no sabrá a chile, ¡pero vaya que adquiere un sabor extraordinario!
  5. Revuelve con dulzura un par de minutos más para que se evapore un poco la leche y quede más espeso el chocolatito. Sirve en 4 tazas.
  6. Una vez servido, agrega una cucharada de RumChata a cada taza. Este licor, de la marca Bacardi, es una mezcla deliciosa de horchata con ron. ¡Intenta no pasarte de copas! O bueno, de ¡tacitas de chocolate!
  7. Por último, puedes agregarle un malvavisco grande de café, hecho en casa. A mis niños les encantaba saborear este dulce. Pero bueno, recuerden que mis niños ya son grandes, así que no intentes darle RumChata a tus pequeñuelos.
Jim Carrey de Dumb and Dumber tomándose una taza de café.
CREDITO: GIPHY / AWESOME DAILY

Por si prefieres una bebida más tradicional: Riquísima Receta De Ponche Mexicano: Igualito Al De La Abuelita

Comentarios