Los Oficios Más Extraños De México

2393
Una conchera con conchas. (Uno de los tipos de mexicanos y profesiones que encuentras solo en México).
CREDITO: JP STONES PHOTOGRAPHY

Hay oficios extraños en este mundo. Pero ningunos tan extraños como estos.

México está lleno de personajes únicos. Algunos más surreales que otros. Pero qué le podemos hacer, ya lo decía Bretón: México es el país más surrealista del mundo.

Payasitos del grupo "Ponte La Del Metro" en el metro de México, promocionando modales en el transporte publico.
CREDITO: THE HIMALAYAN TIMES / AFP

Así que, sus oficios también tenían que tener ciertas peculiaridades. A continuación, te presento una lista de algunos tipos de mexicanos que seguro conocerás de este extraño país.

Algodonero

Este bonito personaje recorre ferias, parques, escuelas y las esquinas de las principales avenidas con un palo cubierto con varios paquetitos de algodones de azúcar rosas y azules para vender a los niños. Con mucha suerte, podrás encontrar aquel señor que le agrega jugetitos a los paquetes.

Con ayuda de motorcitos en bicicletas logran crear nubes de azúcar que agarran con varitas y que cuando se les escapan son la delicia de quienes caminando logran toparse con una.

Cacharpo

Este es de los tipos de oficios más surrealistas de todos. Así se le llama a los ayudantes de los microbuseros. Su labor consiste en gritar las rutas del transporte, cobrar al pasaje y limpiar los microbuses. Hasta tienen un banquito para sentarse al lado del chofer y, en teoría, están prohibidos.

Sin embargo, son incondicionales aprendices que aspiran ser, algún día, como su sensei: el chofer. Así es, solo en México un jovencito de 15-16 años aspira a conducir una unidad de transporte público.

Viene-Viene

Esta curiosa especie se encarga de ayudar a los automovilistas a estacionarse en la vía pública y, a veces, hasta en doble fila.

A cambió de una pequeña cuota, promete ahuyentar a los policías con una significante mordida para que no se lleven los autos y protegerlos con la vida… pero solo si la pequeña cuota es suficiente.

Organillero

Este curioso oficio proviene del Segundo Imperio Mexicano. Desde entonces se reúnen en una bodega para sacar organillos alemanes que llevan a las calles de la ciudad para interpretar melodías que a veces suenan demasiado lentas o demasiado rápidas. Solo en México podrás encontrar una forma económica del mariachi por si no te alcanza para una serenata.

Merolico

"Pásame uno, dale dos, déme 100 pesos y le regalo otro" #merolico #feria #cholula

A post shared by Mike Bricaire (@m.bricaire) on

El merolico es aquél personaje que se dedica a convencer a la gente de adquirir sus productos o “remedios” a base de una gran cantidad de palabras mareadoras. Lo grita en las esquinas o en donde sabe que habrá mucha gente que pueda escuchar lo que ofrece.

Anuncian las bondades del mariguanol (o la pomada de moda) y los precios más baratos de sus tiliches.

Dice la leyenda que si lo escuchas más de 3 minutos podrías caer en sus redes de perdición.

Este tipo de mexicano se encuentran en peligro de extinción, pues ahora ha sido sustituido por grabaciones. Pero quedará presente en la mente de todos los mexicanos.

Palero

A post shared by Enrique Ordóñez (@eordonez10) on

¡El más grande estafador mexicano! Si vez a alguien haciendo truquitos con bolitas u otra clase de pequeños fraudes, el palero es el verdadero creador de estas suertes.

Es el que mueve el hilito, cambia las bolitas o grita que si sirve la pomada o siente la magia en él. Aunque su función es de achichincle, en realidad es la clave del éxito.

Los extranjeros que desconocen de este ser caen en sus mentiras y terminan apostando a la bolita que parecía estar localizada, de forma obvia, debajo del vaso.

Vagonero

A post shared by Gerardo Vieyra (@gevieyra1) on

Son aquellas personas que viajan dentro de los vagones del metro con una mochilita y de pronto por arte de magia sacan de ella canticos sobrenaturales y objetos codiciados.

Es decir, venden discos piratas y cochinaditas. Desde lamparitas, medicinas, libros, dulces, hasta el kit completo de agujas de coser. Todo a un módico precio de diez pesitos. Es el único personaje que siempre tiene miles de pesos en el bolsillo.

Bolero

A post shared by Jilipollo (@jilipollo) on

Es un especialista en el arte de la limpieza del calzado. Estas personas se dedican a lustrar los zapatos del Pokemón más común de México: el Godín.

También prestan periódicos a quienes acuden a ellos o están dispuestos a hacerla de psicólogos ambulantes. Algunos han incursionado también en la limpieza de tenis y a veces le hacen hasta de zapateros.

Conchero

A post shared by Mariela Sanchez (@mariela1508) on

Este extraño personaje representa lo más antiguo de nuestra cultura, la tradición de la época de la Conquista, en la que la espiritualidad pasaba por una gran transformación entre las creencias aztecas y la cristianas.

De hecho, durante muchos años, la Danza de Conquista azteca contribuyó a dar un centro a la resistencia espiritual de las culturas del Anahuac para protegerse de las diversas Inquisiciones.

Se dice que el «conchero» vive entregado a una misión; es un místico que aspira a recorrer la senda del Sol, a cuidar su Fuego, recibir su Luz y sentir su calor. Y aunque, actualmente, a veces los bailarines no se apeguen a la tradición completa estrictamente hablando, nos recuerdan nuestras raíces en las calles de México a cambio de unos pesitos.

Estos son solo algunos de los tipos de mexicanos que encontraras rondando por las calles de este país tan contrastante, excéntrico y lleno de folckore. Surrealista, a final de cuentas.

Para cada situación, los dichos mexicanos son un gurú. ¡Descubre la frase que determinará tu destino!: 5 Formas En Que Un Mexicano Toma Decisiones

Comentarios